viernes, 23 de enero de 2009

La Mancebía del Potro

Ya es conocido que la plaza del Potro fue, en la época de los Austrias, uno de los principales centros comerciales de la ciudad, así como que en ella se daba una concentración de truhanes por metro cuadrado mayor que en cualquier otro barrio. Era el lugar donde los viajeros se bajaban del caballo y buscaban alojamiento... u otra cosa. Porque fue en dicha plaza donde, poco después de la conquista, según nos cuenta Ramírez de Arellano, se estableció la Mancebía, el establecimiento donde los cordobeses acudían a olvidarse de los problemas cotidianos, de sus penurias... y de su señora.

En aquella época la plaza del Potro tenía una superficie inferior a la actual, llegando sólo hasta la calle Lineros, y una callejuela estrecha la comunicaba con la Ribera. En la esquina de esta travesía con Lineros se encontraba la Mancebía, negocio público y reglamentado hasta que una pragmática en 1623 acabó con ellas en el reino de Castilla. De hecho, en el Archivo Municipal existe una subsección, la AH-01.17, dedicada en exclusiva a esta casa. Un paseo por esta documentación, o más bien por sus títulos, nos muestra las órdenes que, acerca del funcionamiento de la Mancebía, iban llegando de Madrid, así como los incidentes que tenían lugar entre las mujeres de la casa y los alguaciles, que al parecer tenían la obligación de despojarlas de sus "alhajas y galas" si salían con ellas a la calle.

Digo lo de los títulos de los documentos porque no soy capaz de entender una sola palabra de ellos, escritos como están en el siglo XVI y XVII. Pero nunca está de más echarles un vistazo, así que dejo esta imagen de una provisión de la reina Juana, con fecha de 1515, limitando los derechos de los alguaciles sobre las rentas de algunas actividades económicas como, por ejemplo, la Mancebía.

4 comentarios:

Jerónimo Sánchez dijo...

¡¡¡ Ja, ja, ja !!! me encanta el post, magnífico y riguroso. Por cierto, Puerta, junto a esta Mancebía había una ermita, como en todas las puertas de entrada a Córdoba, y tras la ermita, una barrera (calle sin salida) de curioso nombre: Pan y conejo. Y no es la única que se llama así. ¿Tendrá algún significado oculto? Tú sabes que estoy muy liado con mis piedras, pero lo mismo si rascas por ahí te sale alguna curiosidad digna de mención.

Cinerea dijo...

Que casualidad, hace dos días Puerta y yo nos quedamos mirando pensativos el nombre de la calle "Pan y Conejo". Buena pregunta Jerónimo... ¿tendrá algo que ver?

Anónimo dijo...

El anonimo de siempre:
Las casas de prostitucion requieren estar ubicadas en zonas que por su situacion sean muy transitables. Este hecho hace que la calle del Potro fuera el lugar ideal, debido a la abundancia de hospedaje y a la gran actividad comercial existente en ella y en sus alrededores. Desde el 31 de diciembre de 1432, aparece como calle de la Mancebia y a partir del 15 de junio de 1480, como Mancebia simplemente. Anteriormente, 3 de marzo de 1389, 31 de diciembre de 1390 y 27 de octubre de 1391. Pero la mancebia de la epoca bajomedieval debia reunir ciertas condiciones, posible herencia de las ciudades islamicas españolas; como era el que las mujeres publicas, estuvieran concentradas en un lugar y aisladas del resto de la collacion. Este "caracter de aislamiento exigido por la mancebia", fue causa sin duda de que en algunas ciudades se instalaran en calles cerradas por puertas, existio en el lugar en que posteriormente se situaria en esta calle, una barrera, en la que a partir de 1391, fecha mas reciente de la misma, se estableceria una casa de mujeres publicas, que le daria el nombre a la misma, como es el caso de San Nicolas de la Ajerquia. La mancebia se establecio en un principio en una pequeña barrera, transversal a la calle del Potro (actual Lucano), y con salida al tramo de la misma mas proximo a la puerta de la Pescaderia, dando tambien a la rivera. Se encontraba situada entre los mesones de la Paja y de la Alfalfa o Madona, teniendo el primero su puerta de entrada por la propia barrera. Para la primera mitad del siglo XV, se conoce ya como calle de la Mancebia, lo que nos hace pensar como antes dijimos, que en algun momento tuvo tambien salida a la rivera.
P/D.- Sigue

Anónimo dijo...

El anonimo de siempre:
Teodomiro Ramirez de Arellano y Gutirrez, Op. p. 266. Afirma refiriendose a la casa numero 56 de la calle Lucano, propiedad de los Sres. Castueras, que hace esquina entre el Potro y la Rivera.
"aqui se establecio a poco de la conquista , la Mancebia, casa publica y autorizada de mujeres...".
Era una calle estrecha y pequeña que tenia un arco en la entrada por la calle del Potro, bajo el que se encontraba una puerta que al cerrarse aislaria esa zona del resto de la collacion, segun Actas Capitulares, t. 4, 5 de octubre de 1481 Cordoba. A la propia calle de la Mancebia daban una serie de puertas, que eran las de las diversas boticas, posteriormente a los mesones que lindaban con ella, donde se hospedaban las mujeres publicas.
Las casas de prostitucion se extenderian a fines del siglo XV por otros lugares del Potro, cercanos a su primitivo enclave. Esta ampliacion de la segunda mitad del siglo XV se realizo por detras de los mesones, en la calle del adarve del rio. Tradicionalmente se creia que la mancebia cordobesa habia estado en una travesia que lindaba con el meson de la Madera; mas frontera a la plazuela del Potro, en realidad donde estuvo la primitiva Mancebia, conociendose toda esta zona con el nombre de la Mancebia, que servia de referencia para localizar a los edificios proximos. La primitiva Mancebia, sin embargo, no sera recogida en el Plano de los Franceses ni ha llegado hasta nosotros, debido a que desapareceria con el paso de los años, al construirse nuevos edificios en el espacio que ocupaba o al ser englobada por los mesones lindantes.
Estudios sacados de:
Actas I Congreso Historia de Andalucia Diciembre 1976 (articulo de Jose Manuel Escobar Camacho. p.337) y de su libro Cordoba en la Baja Edad Media. p. 200-1.