jueves, 19 de noviembre de 2009

Luchando contra la viruela

El siglo XIX vio el desarrollo de las primeras vacunas, y los intentos por extender la inmunización a la mayor cantidad de gente posible. La viruela, cuyas epidemias asolaban periódicamente a la población, era el objetivo de las primeras campañas de vacunación. El pus o la linfa extraídos de las terneras infectadas se transportaba en viales de cristal hasta los pueblos más recónditos, donde la inexperiencia de los profesionales encargados del proceso y la mala calidad de las muestras provocaban la desconfianza general de los ciudadanos.

A finales del siglo, prácticamente durante la última década, tomó fuerza un nuevo procedimiento, que suponía llevar las terneras directamente al lugar donde se iba a practicar la vacunación, lo cual resultaba más útil para evitar la infección de los sujetos con otras enfermedades, y mejoraba la eficacia de la vacuna.


En este contexto se encuadran el anuncio encontrado en la prensa local cordobesa del día 9 de octubre de 1897, la fotografía procedente del
blog de un médico gallego y la pintura que he añadido, que ilustran las escenas que se darían en ese local de la plaza de Colón.



---
Edit: Saqunda aporta otro recorte de prensa, esta vez de 1923, de la revista "Patria chica".


4 comentarios:

Paco Muñoz dijo...

Muy interesante Puerta. ¿Y se sabe el sitio exacto o aproximado del dispensario que citas?

Un saludo

Paco Muñoz

Puerta de Osario dijo...

La verdad es que no. El barrio de la Merced, en la plaza de Colón, debería ser la manzana justo al sur de la Diputación, la del pasaje peatonal y la academia de inglés. Pero, aunque entonces lo lógico hubiera sido decir "barrio del Matadero", lo mismo se referían a las manzanas del actual bulevar de Colón. A saber. De todas formas, no hay mucho margen de error.

Saqunda dijo...

Lo que se aprende con este blog.

Leyendo "Patria Chica, revista gráfica, eutrapélica y apabullante" del día 30-10-1923 encuentro este anuncio de otro instituto de vacunación:

"Instituto de vacunación, vacuna directa de la ternera.-Juan Rufo, 8."

http://prensahistorica.mcu.es/es/catalogo_imagenes/imagen.cmd?path=505014711&posicion=1

Paco Muñoz dijo...

Yo me inclino igual que tu, por el barrio del Matadero, que es un núcleo evidente, pues al sur un llano, montones de tierra, la muralla y tu puerta. Aunque claro dependiendo de la fecha.

Saludos