jueves, 17 de enero de 2008

Abbas Ibn Firnas (II): el homenaje

La hazaña de Ibn Firnas en el siglo IX le convirtió en un héroe del mundo musulmán, mientras que en Occidente se le ha relegado a la introducción de los libros de historia de la aviación. Es enorme el número de calles que se le han dedicado, los niños aprenden su nombre en las escuelas y en Libia incluso han publicado sellos con su imagen. Existen universidades "Ibn Firnas", así como recreaciones escultóricas de su vuelo en diversos países. De entre todos los reconocimientos, podemos destacar dos por encima de los demás.

En Bagdad, una gran estatua que representa a un hombre alado preside la carretera que lleva hasta el aeropuerto internacional de la capital, mientras que un segundo aeródromo ha sido nombrado como el científico andalusí. Sorprendentemente, parece que el monumento ha sobrevivido a estos años violentos y sigue en pie.


Por último, en un honor que muy pocos hombres y mujeres han tenido, se eligió a Abbas Ibn Firnas como merecedor de quedar inmortalizado al ponerle nombre a un cráter lunar. En la cara oculta de la luna, flanqueado por los cráteres King, al suroeste, y Oswald, mayor en tamaño, al norte, el cráter Ibn Firnas tiene un diámetro de unos noventa kilómetros.


En su momento, se unió a una corta lista de sitios de impacto con nombres de personajes célebres del mundo musulmán, de los cuales el médico persa de los siglos X-XI Ibn Siná (Avicena) es el más conocido en Occidente.


Coordenadas del monumento a Ibn Firnas en Bagdad (hay una referencia en Google Earth): 33º 16’ 39’’ N, 44º 16’ 21’’ E.

2 comentarios:

c&i dijo...

No tengo nada en contra de los sevillanos pero Avicena o Ibn Siná (como fue llamado en persa y en árabe) nació en el año 980 en Afshana (provincia de Jorasán, actualmente en Uzbekistán), cerca de Bujara.
Enhorabuena por este blog.
Me gusta mucho.

Puerta de Osario dijo...

Muchas gracias por el apunte