martes, 19 de agosto de 2008

La calle Cairuán

Aunque no recibe todas las visitas que cabría esperar, por estar expuesta al insufrible sol de mediodía y encontrarse a la espalda del recorrido turístico estándar de la Judería, la calle Cairuán es un espacio histórico de gran relevancia. A lo largo de ella transcurre la antigua muralla occidental de la ciudad, construida en la ampliación augustea de la urbe romana, cerca del inicio de nuestra era, y reedificada por musulmanes y cristianos en diversas ocasiones.

La calle Cairuán fue abierta a principios de los años 60, con la eliminación de varias viviendas que cerraban el acceso desde el lateral de la puerta de Almodóvar (ver la foto inferior). Recibió su nombre en 1968 a raíz del hermanamiento de Córdoba con esa ciudad norteafricana. La muralla fue restaurada de una forma que ha sido a veces ensalzada, y más a menudo criticada, por la artificialidad del resultado en zonas donde había quedado bastante arrasada.

Algunos investigadores han situado en esta zona el punto por el que accedieron los invasores beréberes a la ciudad en el año 711, al haber crónicas que hablan del lamentable estado del lienzo occidental del muro protector. Otras fuentes se llevan este punto a las proximidades del puente romano.

Aparte de la piedra, el elemento más relevante de esta calle es el agua. Lo que a primera vista parece un conjunto de estanques ornamentales es en realidad un trozo de memoria que recuerda los sistemas de abastecimiento de agua de la Córdoba antigua. Estos estanques son herederos directos del pequeño arroyo que corría por esta zona siglos atrás, tomando parte de su caudal del agua sobraba de la alcubilla anexa a la puerta de Almodóvar. Aquí confluían las aguas de la Fábrica de la Catedral, las del venero del Alcázar y las de Esquinas Paradas o agua de la Huerta del Rey (nombre que recibía la actual zona de Doctor Fleming), procedentes todas ellas de las faldas de la sierra. Parte de estas aguas, redirigidas hoy desde los estanques del Alcázar por modernos conductos y sistemas de bombeo, siguen circulando por el reconstruido foso de la muralla.

5 comentarios:

Cinerea dijo...

La ciudad de Kairoun (Cairuán), tiene muchas cosas en común con nuestra ciudad, más de lo que creemos. Posee una mezquita, que llaman "de tres puertas", el interior está cerrado y sólo pueden entrar musulmanes, pero la fachada dicen que es una maravilla, con mucha influencia andaluza, y es que éste templo fue fundado en el 866 dC por Kairoun bin Mohammed el-Maafri, que lejos de lo que el nombre nos pueda indicar, era Cordobés!
La calle Cairuán guarda mucha esencia y quién sabe si algo de magia.

La Colina dijo...

Las aguas de Cairuán provienen ahora del venero de Esquina Paradas. Las aguas de los veneros de Fábrica Catedral y Huerta del Rey están cortadas aguas arriba. Te encuentras las aguas de F. Catedral por la Avda. mal llamada de Cañito Bazán y Huerta del Rey por la parte baja del Brillante.

La Colina

Anónimo dijo...

por esta zona se descubrieron algunos enterramientos judios.

Anónimo dijo...

El anonimo de siempre:
RUMOR DE FUENTES
Antes de la reforma urbana de 1962, en la calle de la Muralla, Hoy Cairuan, existio antiguamente a la Puerta de Almodovar una antigua alcubilla de origen arabe, donde por una escalera de once peldaños se bajaba hasta un pilar que manaba agua junto a una gran losa. Dicha alcubilla , destinada al uso publico en siglos anteriores, estaba surtida con agua del venero Esquina de Paradas, conduccion procedente de las laderas de la Sierra -al oeste del actual barrio del Parque Figueroa-, que tras pasar la via ferrea y cruzar diagonalmente Ciudad Jardin llegaba hasta el citado registro, donde sus aguas sobrantes eran recibidas por el arroyo cubierto que discurre paralelo a la muralla.
Otra historica atarjea, la de las Aguas del Cabildo, venia tambien a confluir en el mismo sitio de las anteriormente citadas, adentrandose por la Juderia en direccion al barrio de la Catedral "Caños de agua instalados en tiempo de moros", como textualmente se expresa en un manuscrito de 1740, donde se hallan recopilados los acuerdos aprobados desde la famosa Concordia de las Aguas, suscrita en la segunda mitad del siglo XV.
Las obras de reforma de la calle de la Muralla y el abastecimiento de agua de sus estanques quedo solucionado tras el aprovechamiento conjunto de las conducciones Esquina de Paradas, antiguo arroyo del Campo de la Victoria y atarjea de las Aguas del Cabildo, que al hacerlas confluir, solucionaron los problemas de nivel y presion, suficiente para hacer llegar el agua no solo a los tres estanques de la calle Cairuan sino a los dos ramales de distribucion de las fuentes y albercas del Alcazar de los Reyes Cristianos y de la Puerta de Sevilla.
Autor del articulo Mario Lopez.

Puerta de Osario dijo...

Ninguna de las tres particiones del Agua del Cabildo (puerta de Osario, Trascastillo y puerta del Rincón) llevaban agua a la puerta de Almodóvar. Debe ser una confusión con el água de Fábrica Catedral, que no es lo mismo, aunque suene parecido. Es esta conducción, de Fábrica Catedral o Fábrica de la Catedral la que aprovecha un acueducto andalusí, de origen romano en parte del recorrido.