domingo, 2 de enero de 2011

La puerta del Puente, tal como era

No he ido a ver la puerta del Puente desde que regresé, pero quiero pensar que conserva más o menos la misma imagen con la que la dejé en verano, con sus columnas y sus relieves, y que a nadie se le ha ocurrido pintarla de rosa o algo así.

Sin embargo, la imagen que tiene hoy no es tan antigua como podría parecer, al menos en su conjunto. El hecho de que mucha gente la conozca como el Arco del Triunfo (en detrimento de aquél efímero en honor a Isabel II) se debe, probablemente, a dos motivos: el primero, que esa es la forma arquitectónica que tiene ahora mismo, y el segundo, la cercanía del triunfo de San Rafael. La realidad es que de las dos caras idénticas que tiene la puerta, sólo la exterior, la que mira al río, es la original. La cara interior no es más que una copia que se hizo para darle "armonía" en el primer tercio del siglo XX, en 1928, según la Cordobapedia.

Es decir, alguien llegó de alguna estancia lejos de Córdoba pensando, como yo, que la puerta seguía en su sitio, igual de cochambrosa que siempre, y de pronto se encontró con que le había salido otra portada en la chepa, en una decisión que hoy haría llevarse las manos a la cabeza a casi todo el mundo. ¿Qué aspecto tenía la puerta antes de semejante actuación? Pues, desde atrás, más o menos éste:

La verdad es que se puede entender, en su contexto, que alguien quisiera tapar semejante vergüenza. Igual que se entiende que se decidiera edificar la puerta monumental cuando ya se caía a trozos la que venía heredada, como mínimo, del tiempo de los árabes. Eso fue a finales del siglo XVI, a lo largo de la década de los setenta, empezando en 1572 y tomando nuevo impulso en 1576 tras permanecer inacabada.

En cuanto a lo que había antes de la puerta que conocemos, cabría pensar que es muy difícil de averiguar, salvo a través de testimonios arqueológicos que sólo nos hablarán de una entrada con tres o cinco arcos. Sin embargo, Córdoba es de esas muchas ciudades afortunadas por haber sido retratadas por la cámara fotográfica de Wyngaerde, el cual llegó aquí, para mayor alegría, sólo cuatro años antes de que empezara la remodelación. Gracias a eso nos legó el único dibujo existente de la antigua puerta del Puente, de construcción probablemente musulmana.

7 comentarios:

Marcos Y. Jiménez Hidalgo dijo...

La verdad es que pensándolo bien creo que estuvo bien igualar las dos partes de la puerta del Puente.

Quizá convenga complementar esta entrada con este vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=xFug7IjwiZM

Puerta de Osario dijo...

Pues no conocía el vídeo ese, Marcos, pero está muy interesante, como todo lo que hace Rojunson... Estas cosas ayudan mucho a que la gente vea el tema con más interés, porque lo hacen entretenido... Bien buscao el nombre del blog.

Anónimo dijo...

En el antiguo foro de la Calleja de las Flores una vez se habló de la intervención que la Junta proyectaba llevar a cabo en el puente romano y su entorno. Y allí hubo una entrada que me pareció muy interesante (en realidad, lo era todo el hilo) y me la guardé, porque se contaban cosas que muchos cordobeses no conocemos. No recuerdo quién era su autor, que obviamente no soy yo. Si no te parece mal, la reproduzco aquí, entre comillas. El texto es el siguiente. Lo pongo en varias partes, porque de una sola entrega no es posible. Primera parte: "Una de las atrocidades más grandes que se han hecho en Córdoba fue la perpetrada en los años cincuenta con la construcción del puente Nuevo o de San Rafael y sus actuaciones anejas. Desde le puerta de Almodóvar hasta la entonces alameda del Corregidor (donde se puso el puente) y luego ribera arriba, por ambas márgenes, hasta el puente Viejo. Basta pasearse por todo ese recorrido para evaluar la magnitud de la fechoría, materializada sobre todo (aunque no solamente) en la acumulación de millones de toneladas de tierra de relleno de la que nos va a costar siglos deshacernos.

Piense Vd. en la puerta de Almodóvar. El estado original del terreno hacía no que se saliera en rampa hacia arriba, sino en horizontal hacia el camino de Almodóvar. Ahora, al salir de la puerta, nos encontramos con que la Cruz Roja está "en un hoyo", que la avenida está "en alto" (sobre un parapeto de tierra de relleno) y que la calle de salida va en rampa hacia arriba.

Sigamos hacia el río. Esta zona se llamaba Huerta del Rey y está por ver cuándo le devuelven su nombre, en vez de seguir luciendo el del político y noble fascista que tiene ahora, conde de Vallellano, nombre que no deja de tener su toque irónico porque justamente al fabricar su avenida lo que hicieron fue des-allanar lo llano para alzar una muralla de material de relleno.

Puerta de Sevilla. Los niveles originales permitían ver el cementerio desde la puerta. Ahora al salir de la puerta hay una cuesta arriba impresionante sobre un talud de relleno que hace de muralla, el arranque de la artificial avenida del Corregidor, que además se prolonga paralela a la muralla, ocultándola. Buena parte del arranque de la avenida Menéndez Pidal es también de relleno y lo mismo cabe decir del inicio de la avenida del Zoológico.

Este recrecimiento artificial se hizo para que el vial de acceso a Córdoba fuera una vía rápida "moderna": las avenidas arboladas que, pese a todo, dan algo de calidad urbana a la zona en la actualidad.

La glorieta sur del puente Nuevo, plaza de Andalucía, también tiene su relleno aunque poco a poco van desapareciendo los indicios a medida que se adecenta la zona."

Anónimo dijo...

Segunda parte: "La glorieta norte, donde se instaló un triunfo de san Rafael que merecería comentario histórico-antropológico aparte, está levantada íntegramente sobre materiales añadidos. Para hacerla transitable hubo que construir un arco que la enlaza con el paseo de la Ribera.

En el paseo de la Ribera se actuó no sé con qué respeto a la muralla, pero al menos sí con algo de buen gusto. Y aunque la muralla queda mermada por los rellenos, al menos se salvaron algunas torres y otros restos.

Antes de cosntruir el puente nuevo, todo el tráfico de la carretera nacional radial IV (Madrid-Sevilla) pasaba por un puente de dos mil años de antigüedad, si no más: todos los camiones (que eran menos que ahora) pasaban al lado de la Calahorra, cruzaban el puente, y junto a la puerta del Puente giraban a la derecha riberra arriba para enfilar camino de Madrid.

Con la construcción del puente Nuevo o de San Rafael se reformó todo el entorno de la Calahorra. Se terminó el flanco izquierdo del murallón para proteger el Campo de la Verdad contra las crecidas catastróficas, se reorganizó con criterios muy discutibles el entorno inmediato de la Calahorra y el mismísimo acceso sur al puente viejo, se levantó el tramo de murallón entre los dos puentes (avenida del Colecor, cuya factoría original estaba ubicada allí; que esta avenida es de relleno también queda claro si uno se pasea por la zona y observa las pendientes de las calles aledañas como Luis Braille y otras).

Para enlazar el puente Nuevo o de San Rafael con el extremo norte del puente Viejo se reformó todo el tramo de la margen derecha. La noria de la Albolafia se libró por los pelos.

Pues bien, como parte de esa actuación, se eliminó el último arco del puente Viejo. Como lo leen: el puente romano tiene un ojo más, el cual fue ENTERRADO bajo el asfalto (entonces bajo los adoquines) de la carretera nacional IV Madrid-Sevilla.

El arranque original del puente Viejo está al nivel de su puerta, la puerta del Puente. Visiten la puerta. Parece un arco y, como está al lado de un triunfo de San Rafael, la gente empezó a llamara "el arco del triunfo" y al final "arco de triunfo", y hasta nos creemos que es un arco, aunque falta explicar qué triunfo podría haberse celebrado en Córdoba, donde nadie triunfa en nada desde la batalla de Munda."

Anónimo dijo...

Tercera parte:"Al pie de la puerta hay un rótulo de acero que explica que la cara norte de la misma se añadió en el siglo XIX (corríjanme en lo que me equivoque) copiando la cara original, la cara sur, a la vez que se derribaba la muralla, con lo que la puerta quedó exenta y con estética de "arco", el "arco del triunfo", en realidad la puerta del Puente.

Vean que el nivel del suelo de la puerta está hondo, en un verdadero HOYO. Pues no es que los que la levantaron excavaran para hacer una puerta en hondo. ¡¡Es que todo el material de alrededor es de relleno!! Entre la puerta y el puente, bajo tierra, queda la calzada original, en el estado en que se sepultó en los años cincuenta (o cuando fuera, que me corrija quien tenga datos más contrastados que los míos."

Las actuaciones actuales en los dos extremos del puente Viejo pretenden recuperar parte del desaguisado que se cometió entonces.

Se trata de devolver en lo posible al entorno de la Calahorra su trazado original. Y se trata de, una vez liberado el puente Viejo de su tráfico (gracias al puente de Miraflores, al del Arenal, a las rondas), devolverle el ojo que le robaron, devolver a la puerta su condición de
puerta, y a los niveles del terreno su perfil original.

En conclusión, Sr. Invitado, parece difícil criticar esta operación de reforma y recuperación que lo que pretende no es innovar, sino recuperar los orígenes paliando, en lo que se pueda, los desaguisados que cometierno nuestros padres y abuelos.

Seguro que en el proceso hay que tomar muchas decisiones. Coincido con Calvo en que hay edificios suprimibles o reformables en el entorno, pero la recuperación de los niveles originales y de la puerta (hoy tan poco puerta que la llamamos arco), del trazado completo del puente y del entorno de la Calahorra, merecen apoyo. Y por supuesto vigilancia crítica: que lo hagan bien y no metan la pata, que luego hay que esperar cincuenta, sesenta, ochenta, ciento veinte años para rectificar.

Finalmente: la reforma de Miraflores forma parte de la rectificación de aquella obra faraónica franquista que tuvo sus méritos pero también sus desmanes. El murallón de la margen izquierda conserva su carácter defensivo pero pierde impacto al haberse escalonado, una medida sencilla pero muy eficaz y que ha devuelto el río a la ciudad. Y si algo bueno tenía el proyecto de torre Prasa era toda la reforma planteada para eliminar los añadidos y rellenos en la zona de la puerta de Almodóvar, una idea necesaria y buena y que no depende de si se hace o no la torre"

Puerta de Osario dijo...

Puedes ponerte un nombre para hacer los comentarios con la opción "Nombre/URL" al escribirlo.

Bueno, son muchísimas cosas... Yo en general estoy de acuerdo con la actuación que se está proyectando, de recuperar el paseo por fuera de la muralla junto al río y eliminar la antigua autovía que pasa por la Huerta del Alcázar. La verdad es que es una aberración urbanística, aunque en su momento se eligiera como la solución menos mala o menos cara.

Lo de que se salvó la Albolafia es bastante relativo, ya que perdimos buena parte del acueducto que antiguamente llevaba el agua al Alcázar, como se ve en fotos anteriores a la obra.

La muralla de la Huerta de Alcázar está casi entera, no siendo los puntos por los que cruza la avenida. A mí personalmente me gusta la idea de la reconstrucción, pero claro, es cuestión de gustos en este caso.

Anónimo dijo...

En mi opinión Arco del Triunfo es una denominación original. Se hizo en honor a Felipe II como bien puede leerse en el mismo. Y si se hizo un arco del triunfo a Isabel II que poca batalladora sería, si que lo mereció Felipe II, aunque la batalla fuera en Italia o Francia y el llegara tarde.

Arcos del triunfo hay muchos, desde los romanos hasta Napoleón.