martes, 7 de julio de 2009

La casa de la parrilla de San Lorenzo

En la calle Humosa, una de esas callejuelas entre Costanillas y Montero por las que parece, como dice la canción, "que nunca pasa nadie", hay una casa que me ha llamado en varias ocasiones la atención.

La pequeña vivienda tiene sobre el dintel un azulejo, que probablemente sea de los pocos que sobreviven desde que el Ayuntamiento decidió, a finales del siglo XVIII, marcar de esta manera los nombres de las calles y algunos otros datos.

En él se puede leer la inscripción "fábrica de San Lorenzo", debajo de una cuadrícula que no es otra cosa que el símbolo de este santo, la parrilla en la que, según cuenta la tradición, fue asado Laurentius, no sin antes pedir que le dieran la vuelta para hacerse bien por el otro lado.

Probablemente esta casa fuera propiedad de la parroquia, y se obtuvieran de ella rentas para la construcción de la iglesia, o para su sostenimiento. El rosetón de la fachada, por poner un ejemplo, se terminó a mediados del siglo XVI. Confiemos en que la próxima vez que se encale la fachada, el azulejo no quede oculto para siempre.

La calle Humosa, paralela al norte de la calle Montero, recibe su nombre de un horno que no estaba bien diseñado y la llenaba constantemente de humo. Pertenece, tradicionalmente, al barrio de Santa Marina su parte más occidental, y al de San Lorenzo el resto de ella.

3 comentarios:

Álvaro dijo...

Me gusta leer tu blog. Soy sevillano, trabajo y vivo en Córdoba y me gusta pasear por la ciudad ver rincones que los propios cordobeses muchas veces desconocen. Vicios que tiene uno, que le vamos a hacer...

Cinerea dijo...

Parece mentira como nació este blog, y el caldo de cultivo que tiene ya.
Felicidades Puerta!
A seguir paseando en estas bonitas noches de verano ... ;)

Anónimo dijo...

Hola, me encanta tu blog, soy montalbeño pero vivo en Córdoba y al igual que Alvaro una de mis pasiones es recorrer el casco antiguo de nuestra ciudad, el cual te sorprende día si y día también, y que gran verdad es eso de que muchos cordobeses no lo conocen bien. Yo me lo he correteado hasta la saciedad en bici y andando, aunque últimamente estoy más "enbiciado" con la sierra jeje, esa otra gran desconocida y que es un paraiso que tenemos aquí en Córdoba por el que debemos sentirnos privilegiados. Un saludo de Talbanés.

PD: Visita mi blog cuando quieras:
http://talbanes.spaces.live.com/
He puesto un enlace a tu blog en él. Saludos y mi más sincera enhorabuena.