miércoles, 26 de diciembre de 2007

Rabanales XI

Entre las vías del AVE y la vía de ancho convencional por la que circula el tren de Rabanales, y junto al arroyo del mismo nombre, trabajan sin descanso gran cantidad de operarios. Como consecuencia de las catas arqueológicas llevadas a cabo antes de la construcción del futuro Parque Científico y Tecnológico de Córdoba (!), Rabanales 21, han empezado a salir a la luz numerosos restos, visibles con inmejorable perspectiva desde el tren en el que viajan los estudiantes.


Las labores avanzan en un silencio casi completo, sin que en los medios de comunicación se destaquen noticias al respecto, mientras los picos van bajando de cota y sacando a la luz nuevos muros y sillares. Hasta donde sé, únicamente en el semanario La Calle de Córdoba se han dado algunos datos sobre el yacimiento, que se ha identificado de manera preliminar con una almunia árabe de alrededor del siglo XI, lo cual retrasa en diez siglos el foco de atención que se le quería dar al eslogan del nuevo polígono.


También es mala suerte toparse con esta nueva piedra en el camino cuando por fin se habían decidido a empezar movimientos de tierras, pero ahora podremos hacer una curiosa comprobación. Será el momento de observar de qué manera se comporta la Universidad con este sitio arqueológico donde se juega una buena suma de dinero. Aunque siempre habrá que hacer esta valoración en función de la importancia de lo encontrado, puede que Rabanales 21 y el anfiteatro romano del Rectorado nos indiquen por dónde van a ir los tiros de la futura arqueología cordobesa.

1 comentario:

Anónimo dijo...

El anonimo de siempre:
Ampliando mas la fuente, sobre ´Abu al-Yabbar b. al-Mugira, cuenta este mismo historiador, para que nos hagamos la idea que quedaron a salvo de este saqueo (al-Zahira), las dependencias situadas en la parte alta, sobre la terraza fluvial, segun se deduce del relato.
"´Abd al-Yabbar puso un limite que los apartase (populacho) de la zona en la que estaba el haren, de las estancias del tesoro publico y de los objetos privados. El sublevado se apresuro a trasladar lo que salvo de todo aquello al alcazar califal en Cordoba, en la mañana del dia jueves siguiente, a doce dias por andar de Yumada II (16 de febrero de 1009). Reviso el sublevado Muhammad b. Hisam el haren de la familia ´Amir, cuando cayo en su poder, y despidio a las mujeres libres y se apropio de las esclavas para el. Yacio con la mayoria de ellas y dio algunas a sus visires y partidarios".
Ibn ´Idari. Bayyan III pp. 62-63 del texto arabe de la edic. Levi-Provecal y pp. 65-66 de la trad. de F.Maillo. (podrian ser parte de los muros encontrados, ¿Por que no?, se lo dejamos a los entendidos).